top of page
Consulta a Wolfie.gif

Todo el mundo habla de la inteligencia artificial pero, ¿Cómo puede afectar a tu carrera?

Actualizado: 28 mar 2023

La Inteligencia Artificial es uno de los temas de los que más se habla a día de hoy, gracias, en parte, al auge de herramientas como ChatGPT. Este chatbot, creado por OpenAI y respaldado por Microsoft, ha impresionado hasta a los más escépticos por su capacidad para responder preguntas, escribir redacciones e incluso argumentar casos jurídicos.



Sus capacidades también han puesto otro tema en el punto de mira de toda una sociedad: si la inteligencia artificial puede afectar a sus trabajos y carreras, cómo y cuándo. Y aunque se ha disparado la preocupación por que la tecnología basada en la IA se haga cargo de los puestos de trabajo de todo el mundo, en realidad no es tan sencillo.


¿Sustitución o creación de empleo?


La respuesta más fácil a la pregunta de si la IA sustituirá algunos puestos de trabajo es un "sí" rotundo.


Según Steven Miller, profesor emérito de sistemas de información de la Universidad de Gestión de Singapur, los avances en inteligencia artificial hacen que la tecnología pueda conseguir cada vez más y eso, por supuesto, repercutirá en los puestos de trabajo.


"A medida que las máquinas físicas, los sistemas de software y las combinaciones de hardware y software se vuelven más capaces como resultado de la habilitación de la IA, es cada vez más posible y económicamente viable sustituir una mayor parte del trabajo humano actual por máquinas", explica Miller.

Miller añade que, obviamente algunos puestos de trabajo son más vulnerables que otros, especialmente las funciones que son muy repetitivas o se basan en instrucciones o normas muy específicas que establecen lo que hay o no hay que hacer. Por otro lado, las tareas que cambian a menudo y, por tanto, requieren elementos como adaptabilidad y flexibilidad, además de un componente más creativo, son más difíciles de sustituir por la tecnología.


Según Dimitris Papanikloaou, catedrático de Finanzas de la Kellogg School of Management de la Northwestern University, es muy poco probable que la tecnología se apodere de empleos con un fuerte componente humano, como el de terapeuta. "Los trabajos que hacen hincapié en las habilidades interpersonales son mucho más difíciles de sustituir por una IA", afirma.



El auge de nuevos puestos de trabajo.


Las preocupaciones no son sorprendentes, dice Steve Chase, jefe de consultoría de KPMG U.S. "Como ocurre con la mayoría de los avances tecnológicos, es natural que exista un temor inicial de pérdida de empleo y desplazamiento entre los trabajadores".


Sin embargo, es crucial tener en cuenta varios puntos. En primer lugar, ya se han producido antes trastornos similares: por ejemplo, la aparición de internet o la introducción del streaming en la industria musical. Estos avances cambiaron la forma de trabajar y el tipo de trabajo que se realizaba, y en algunos casos hicieron innecesarios algunos empleos, pero hoy no podemos imaginarnos la vida sin ellos.


Se trata de un proceso normal, y gracias al paso de los años, podemos demostrar que si se pierden puestos de trabajo a causa de las nuevas tecnologías, se crean otros en su lugar.


"La creación de nuevos empleos derivados de la capacidad de crear y suministrar nuevos tipos de bienes y servicios... ha superado con creces el número de empleos desplazados", explica Chase.

La IA como una herramienta, no como una enemiga.


La IA y todas las herramientas basadas en ella también están limitadas en ciertos aspectos.


Por el momento todavía nos queda mucho camino por recorrer. Estamos bastante lejos de la "IA real y definitica", en el sentido de que todos los modelos que tenemos tratan de predecir la respuesta correcta a partir de una serie de datos. Gran parte de lo que hace la inteligencia artificial es sintetizar conocimientos existentes con un objetivo concreto, pero esto está muy lejos de crear nuevos conocimientos desde cero.


Por lo tanto, por ahora es más probable que las personas trabajen junto a la inteligencia artificial, en lugar de ser sustituidas por ella. Hay muchas más oportunidades de utilizar la IA para aumentar el trabajo de los empleados humanos que para automatizar completamente el trabajo de los humanos.


Actualmente, muchos sectores están incorporando este tipo de herramientas en sus procesos internos, para mejorar la eficiencia, reducir tiempos, ahorrar costes y apoyar a los empleados.


"Los líderes están adoptando la IA para impulsar la eficiencia material de su negocio y ayudar a los trabajadores a hacer su trabajo de manera más efectiva", dice. "Aprovechar la IA permite a las organizaciones reconfigurar los roles de una manera que minimiza el tiempo dedicado a tareas repetitivas y maximiza la toma de decisiones estratégicas", afirma Chase.

Para hacer esto con éxito, las empresas necesitan adaptarse. Esto incluye educar a los empleados, ayudarles a actualizarse y reciclarse, y crear marcos sobre el uso de la tecnología de IA de forma responsable.


Así pues, aunque los algoritmos de IA y la tecnología basada en ellos no estén a punto de sustituir los puestos de trabajo, es probable que se conviertan en una parte más importante de la vida laboral cotidiana, posiblemente más pronto que tarde.


Fuente: CNCB.COM



Comments


Consulta a Wolfie.gif
bottom of page