top of page
Consulta a Wolfie.gif

Streaming de música: El Parlamento Europeo avanza hacia una remuneración justa para los artistas.

Como contrapartida a la nueva política de Spotify que dejará de pagar regalías a las pistas que no alcancen las 1,000 reproducciones, se aprobó un informe presentado en el Parlamento Europeo que busca resolver la creciente preocupación sobre la remuneración justa para los artistas. Cabe preguntarnos si el modelo de streaming es equitativo y sustentable, y cuál seria su futuro en caso de prosperar el nuevo marco jurídico.




Las plataformas streaming representan el 67% de los ingresos globales de la industria de la música. Estas plataformas cerraron su octavo año consecutivo de crecimiento con una cifra superior a los 22 millones de dólares. Sin embargo, a pesar de los beneficios económicos que ofrecen, también ha habido preocupaciones sobre la falta de equidad y sostenibilidad en el sector.


En tal sentido, el Parlamento Europeo ha tomado medidas para abordar estas preocupaciones y ha votado a favor de la regulación del mercado musical en las plataformas digitales. La iniciativa, propuesta por el socialista español Ibán García del Blanco, busca garantizar la equidad y sostenibilidad en el sector de las plataformas de música digital, promover la diversidad cultural y otorgar cuotas para obras musicales europeas.


La regulación propuesta tiene como objetivo corregir el desequilibrio en la asignación de ingresos de las plataformas de música digital, que deja a una mayoría de autores e intérpretes con una compensación muy baja. Además, busca establecer un nuevo marco jurídico que garantice la transparencia de los algoritmos y las herramientas de recomendación utilizadas por los servicios de transmisión de música.


El apoyo de la industria y los compositores de música.


La propuesta de regulación ha recibido el apoyo de la Agrupación Europea de Sociedades de Autores y Compositores (GESAC), que agrupa a más de 30 sociedades de autores en toda Europa y más de un millón de artistas. GESAC ha saludado la propuesta como un reconocimiento de los problemas que enfrentan los creadores en un mercado que conduce a la precariedad para la mayoría de los compositores.


El eurodiputado García del Blanco ha destacado que esta iniciativa da voz a las preocupaciones de los creadores europeos y busca garantizar que los autores reciban la remuneración y el crédito que merecen. Además de la remuneración justa, la propuesta también busca promover la diversidad cultural y garantizar que las obras musicales europeas tengan una cuota adecuada en las plataformas de streaming.


La saturación de contenido en las plataformas de streaming.


Uno de los desafíos más importantes que enfrenta la industria de la música en línea es la saturación de contenido en las plataformas de streaming. Con aproximadamente 120,000 nuevas pistas subidas diariamente, la cantidad de música disponible en estas plataformas es abrumadora. Esto plantea preocupaciones sobre la calidad del contenido y la visibilidad de las obras de los artistas.


Un informe de Luminate revela que un gran número de canciones en las plataformas de streaming reciben muy pocas reproducciones. Según el informe, casi el 83% de las 184 millones de pistas medidas en plataformas de streaming de audio recibieron 1,000 reproducciones o menos en un año. Además, más de 45 millones de pistas no recibieron ninguna reproducción en absoluto.


Los cambios en las políticas de las plataformas de streaming.


Ante la preocupación por la falta de reproducciones de muchas canciones en las plataformas de streaming, algunos servicios han adoptado modelos "centrados en el artista". Por ejemplo, Spotify ha anunciado que dejará de pagar regalías a las pistas que no alcancen las 1,000 reproducciones en los últimos 12 meses. Esta medida ha llevado a cuestionar la viabilidad de un gran número de canciones en la plataforma.


Deezer también ha implementado un enfoque similar, otorgando un impulso financiero a los artistas que alcanzan un mínimo de 1,000 reproducciones al mes y 500 oyentes únicos. Estos cambios en las políticas de pago reflejan la necesidad de equilibrar la compensación a los artistas populares y garantizar que la música de calidad no se pierda en la abrumadora cantidad de nuevo material.


El futuro del streaming.


La regulación propuesta por el Parlamento Europeo es un paso importante hacia una remuneración más justa para los artistas y compositores. Sin embargo, también es necesario abordar el problema de la saturación de contenido en las plataformas de streaming. Por otro lado, se requieren medidas adicionales para garantizar la visibilidad de las obras de los artistas y promover la diversidad cultural en el mercado de la música en línea.


Además, se necesita el compromiso de todas las partes interesadas para que la industria de la música pueda evolucionar hacia un modelo más equitativo e inclusivo. Cabe preguntarnos si es posible un sistema mas justo dentro del streaming o bien, el modelo no podría afirmar su sostenibilidad en dicho contexto. En tal sentido, explorar en nuevas formas de financiación para artistas basadas en tecnologías disruptivas será un desafío cada vez mas imperioso.

ความคิดเห็น


Consulta a Wolfie.gif
bottom of page