academy move.gif

Spotify: el misterio de cómo sabe qué canciones te gustan antes de que lo sepas tú.

¿Alguna vez te has parado a pensar como Spotify tiene tanta puntería a la hora de recomendarte canciones? En el artículo de hoy analizamos cómo funciona el algoritmo de Spotify y en qué se basan las recomendaciones personalizadas como Discovery Weekly -o descubrimiento semanal-.



Todas las semanas Spotify crea una lista de reproducción personalizada para cada usuario de la plataforma basada en 30 canciones específicamente elegidas para el oyente. Dos horas de música que se renuevan cada lunes exclusivamente para ti, como si tu mejor amigo las hubiera seleccionado de entre tus preferidas. Pero ¿cómo Spotify da siempre en el clavo? ¿De dónde salen estas 30 canciones?



Spotify A.K.A “El oráculo musical”.


A veces lo parece, pero no, Spotify todavía no es capaz de leer nuestras mentes. Sin embargo, su funcionamiento interno se parece mucho a la mente humana. Quitando los millones de fórmulas matemáticas que hacen que la plataforma sea capaz de recomendar canciones según las preferencias musicales de cada usuario, Spotify se basa en un sistema conocido como Machine Learning.


Machine Learning es una especie de motor/inteligencia artificial que, gracias a los algoritmos, aprende por sí sóla llegando a tener la capacidad de identificar patrones en datos masivos para hacer predicciones. Este sistema de IA utiliza tres modelos de recomendación a la vez:


1. Filtrado colaborativo.

Es el “Clientes que compraron este producto también compraron…” de Amazon, pero en Spotify. Imagina que en una semana escuchas mucho una canción A y una canción B. Otros usuarios de Spotify -que tienen un gusto musical parecido al tuyo- escuchan también esas dos canciones pero añaden una canción C. Esa canción C se sobreentiende que te puede gustar, por lo que va a aparecer en tu lista de “Descubrimiento Semanal” la semana que viene. Easy peasy.


2. Basándose en otras playlists.

Spotify considera TODO, desde listas de reproducción editoriales como Today’s Top Hits hasta las playlists personales de tus amigos. Obviamente, las que son curadas por especialistas o tiene más seguidores tienen más peso que las independientes. Si Spotify se da cuenta de que dos de tus canciones favoritas tienden a aparecer en listas de reproducción en conjunto con una tercera canción que aún no has escuchado, volvemos al primer punto donde te recomendará esa última canción.


3. Procesamiento basado en contenido.

Spotify investiga y busca información acerca de los artistas que más escuchas para recomendarte otros similares o canciones que se parezcan a tus preferidas. Los usuarios de Spotify crean al día 600 Gb de datos. ¿de algo tienen que servir, no?


4. Análisis del audio.

Este es el modelo más complejo, ya que analiza una canción basándose en el ritmo, género, tempo, melodía, acordes, etc. Es lo que hace que Spotify nos pueda recomendar música menos mainstream (menos conocida) pero igual de relacionada con tus gustos.





¿Y cómo se maneja tal cantidad de datos?


El proceso de organización de TODO el catálogo musical que está disponible en Spotify corre la cuenta de The Echo Nest, una compañía de inteligencia musical que pertenece a Spotify y que tiene como objetivo proporcionar a los usuarios de la plataforma la mejor experiencia musical en el momento exacto. The Echo Nest analiza cada canción y cómo interactúas tú con ellas, es decir, cuántas veces la escuchas, si escuchas la canción entera o te aburres a la mitad, qué tema saltas, que playlists sigues y cuáles haces tú mismo, etc.


Spotify entiende que la gente cambia en función de muchos parámetros; tus gustos musicales varían según lo que estás haciendo, la hora a la que escuches música o tu estado de ánimo. No, no eres el único que escucha música triste cuando lo deja con su novi@ o que cuando se viene arriba pone “Crazy in love” de Beyonce.


La clave del éxito.


Como ya he dicho antes, la clave es que parezca que las canciones te las está recomendando tu mejor amigo. Que suene fresca y familiar. Que no se note que es un robot -en este caso un algoritmo- el que nos recomienda las canciones totalmente al azar, sino que el proceso de búsqueda parezca el mismo que el que seguiría alguien que te conoce para recomendarte su tema preferido -y el que será el tuyo en breves-.


Además, es importante recordar que las discográficas no meten mano en estas playlist, lo que sería una vía de negocio maravillosa, pero acabaría con la confianza que los usuarios depositan en Discovery Weekly y por lo tanto, en Spotify.


Así que sí, hay un algoritmo detrás de todo este mágico proceso. Siento la desilusión.

Pero por lo que parece lo está haciendo muy bien, porque según el último insight realizado por la propia plataforma, el 60% de los usuarios que escuchan su playlist de descubrimiento semanal, reproducen al menos 5 o más canciones y el 71% de las personas que la escuchan guardan al menos una de las canciones en una playlist permanente.


Así que, puede que tú todavía no sepas cual es tu nueva canción preferida de la semana, pero Spotify lo tiene muy claro. ¿A qué estás esperando para descubrirla?