top of page
Consulta a Wolfie.gif

Se conocieron los primeros resultados del reporte IA+MÚSICA en LATAM.

La Comunidad Futurx y Larrosa Music Group realizaron el pre-lanzamiento online de la investigación colaborativa para un grupo de aliados y amigos. Se compartió el análisis de los datos de la encuesta y el proceso de creación con IA de la voz de una cantora latinoamericana junto a Amplify DAI. Además, se debatió sobre los dilemas éticos y legales, así como también los desafíos y aprendizajes del uso de esta tecnología. El lanzamiento oficial será en BIME pero en este articulo adelantaremos algunas claves.



El reporte IA y Música en LATAM es un reflejo del esfuerzo colectivo y continuo para entender el impacto de la inteligencia artificial en la música en Latinoamérica. El informe se basa en 150 encuestas y también incluye experimentos prácticos y discusiones éticas. Cada semana, el equipo de Futurx y su comunidad se reunieron para discutir avances, sumando más de 100 horas de trabajo colaborativo tan solo en el último periodo.


Sobre la creación de la voz de una cantora latinoamericana.


El reporte no sólo desarrolla cuestiones teóricas, sino que también profundiza en una experimentación. Se trata de la creación de la voz de una cantora latinoamericana junto a Amplify DAI. Para ello, se utilizó SO Vits, una IA generativa de clonación de voz con audios de diez mujeres clave: Violeta Parra, Chavela Vargas, Mercedes Sosa, Gilda, Elsa Soares, Selena Quintanolla, Rita Lee, Tita Merello y un conjunto de Copleras Argentinas.


Si bien, pasar una voz a instrumento mediante IA fue resuelto hace un tiempo por Google mediante Tone Transfer. Lo cierto es que la clonación de voz supone un desafío mayor en la medida que requiere que el sistema aprenda cómo una persona diría todo tipo de fonemas, sílabas y palabras.


La clonación de voz mediante IA está siendo ampliamente utilizada por varios artistas para adaptar obras musicales actuales con voz original y suplir los distintos problemas que brinda el paso del tiempo.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que si bien la IA posee el potencial de reducir los costos de servicios creativos, también afecta la producción, distribución y consumo de contenido en ámbitos como la comunicación, la música, el cine, las artes visuales, la literatura, y otros medios de expresión artística.


En tal sentido, podemos encontrar distintas experiencias. Así por ejemplo, los actores de la voz en la industria del entretenimiento, la publicidad y la educación se han unido en la denominada Organización de Voces Unidas (OVU) donde claman por un presente en el que la Inteligencia Artificial sea implementada éticamente sin vulnerar derechos fundamentales.


Por otro lado, la artista Grimes presentó su propio generador vocal de IA, llamado Elf.Tech. A través del mismo, cualquier persona puede crear canciones originales usando la voz de la propia artista. Tiempo antes, la artista estadounidense había manifestado a través de su cuenta de Twitter que dividiría el 50% de los derechos de autor de cualquier canción exitosa generada por IA que utilice su voz, invitando a utilizarla libremente su voz sin penalización.


Sobre la IA como herramienta.


Sabemos que la IA ha realizado avances significativos en la industria musical, transformando gradualmente todos sus ámbitos. Desde la producción musical hasta los algoritmos de recomendación y la composición de canciones. En tal sentido, el reporte también profundiza sobre la IA como herramienta.


En los últimos años surgieron numerosas plataformas, tanto independientes como desarrolladas por grandes empresas tecnológicas. Estas herramientas permiten a los usuarios generar pistas originales y personalizadas en cuestión de segundos con solo una simple instrucción de texto. Incluso personas sin experiencia previa pueden crear su propia música y distribuirla en servicios de streaming, generando así ingresos por sus creaciones.


Se estima que existen cientos de miles de canciones generadas por IA disponibles en plataformas de streaming como Spotify, Apple Music y Amazon Music. De este modo, la IA ha abierto nuevas puertas, democratizando el acceso a la creación musical. Sin embargo, también ha surgido cierta controversia en torno al uso de la IA para clonar las voces de otros artistas y generar música imitando su estilo.


Sobre los dilemas éticos y legales.


El uso de la IA en la música plantea importantes cuestiones éticas y legales. Por tal motivo, se dedico un capitulo completo al desarrollo de esta temática, donde se pusieron de manifiesto diferentes dicotomías y tensiones. Por un lado, algunos defienden que la IA puede ser una herramienta valiosa para mejorar y acelerar el proceso de producción musical, brindando nuevas oportunidades a los músicos y productores. Por el otro, existe el temor de que el uso indiscriminado de la IA pueda socavar la creatividad y la originalidad, generando música que sea una mera copia de canciones existentes.


El problema de los derechos de autor también se vuelve más complejo cuando se trata de música generada por IA. Las grandes discográficas y los artistas han expresado preocupación por el uso no autorizado de sus canciones en la creación de música generada por IA. Esto ha llevado a la retirada de canciones de plataformas de streaming y a demandas por infracción de derechos de autor. La industria musical se enfrenta al desafío de establecer normas y regulaciones claras para garantizar una distribución justa y equitativa de los ingresos de la música generada por IA.


Sin dudas, el futuro de la música creada por IA dependerá de cómo se aborden los desafíos éticos y legales. Si se logra encontrar un equilibrio entre la creatividad humana y las capacidades de la IA, podríamos estar presenciando una nueva era de innovación y democratización en la música.


Mas allá de los desafíos éticos y legales, el uso de la IA en la música supone nuevas oportunidades y una mayor diversidad creativa. Sin dudas, la IA es una herramienta poderosa, pero es nuestra responsabilidad garantizar que se utilice de manera ética y equitativa, preservando siempre la esencia de la música como forma de expresión artística única y humana.


Sólo queda esperar un poco más para conocer el reporte completo que seguramente será una bisagra para entender el impacto de la IA en la industria musical latinoamericana.


Σχόλια


Consulta a Wolfie.gif
bottom of page