academy move.gif

¿Qué es DeFi y qué tiene que ver con la música?

Actualizado: 28 jun

El nacimiento y la consolidación de las nuevas tecnologías como blockchain, trae consigo el descubrimiento de nuevos términos como DeFi (Decentralized Finance). En el artículo de hoy analizamos qué significa y cómo puede aplicarse a la industria musical.



DeFi - abreviatura de finanzas descentralizadas en español - es un término general que se refiere a los servicios financieros impulsados por la tecnología blockchain. DeFi admite todo lo que hacen los bancos convencionales. Puedes pedir dinero prestado, invertir, ganar intereses, transferir dinero y demás. La principal diferencia es que, como en cualquier cadena de bloques, todo está descentralizado.


¿Qué es DeFi?


Pero antes de meternos de lleno en esto... ¿Qué es la descentralización? En la web3, la descentralización es la transferencia del control de una entidad poderosa (por ejemplo, un banco) a una red. Esta red está distribuida, lo que significa que todos los individuos y entidades de esa red gestionan y tienen acceso a los recursos. Además, se eliminan las instituciones como los bancos u otros terceros que verifican las transacciones. Al eliminarse estos intermediarios también se eliminan sus comisiones. Por tanto, cada uno es responsable de sus propios recursos y acciones.


Y ahora sí. ¿Cuáles son los principios básicos de un sistema DeFi?


DeFi es un sistema global, peer-to-peer (de persona a persona como Napster). Es tan simple como tener conexión a Internet. A partir de ahí ya puedes comercializar, transferir dinero, comprar criptomonedas e invertir. Las finanzas descentralizadas utilizan la tecnología blockchain para lograr todo esto. Es importante tener en cuenta que, aunque no hay terceros implicados, todas tus transacciones son rastreables. Este es precisamente una de las características principales de la tecnología blockchain: su trazabilidad, que actúa como una garantía contra las actividades ilegales.


Las transacciones entre pares son la base de esta tecnología. Esto significa esencialmente transferir criptomonedas a otra persona como pago por bienes o servicios. Por ejemplo, si pides un préstamo, utilizarías una dApp (aplicación financiera descentralizada) e introducirías la cantidad que necesitas. A continuación, el algoritmo te pondría en contacto con alguien que pueda corresponder a esa cantidad y te presentaría sus condiciones. Una vez que se llega a un consenso, la transacción se registra en la cadena de bloques. A continuación, podrás pagar al prestamista con la dApp a intervalos regulares.



¿Y qué tiene que ver todo esto con la música?


En algunos acuerdos financieros entre discográficas y artistas, estos últimos pueden llegar a recibir solo el 9% de sus regalías musicales, o por lo menos eso afirma Lee Parsons, Co-founder de Opulous.


Opulous es la única plataforma que acuña Music Fungible Tokens (MFTs) junto con los exclusivos Artwork NFTs y ha sido una de las primeras empresas en usar un sistema DeFi en su modelo de negocio.


A diferencia de otros tokens, los MFT ofrecen a los compradores una parte de los derechos de autor de la música de un single, EP o álbum. Estos innovadores tokens generarán ingresos mensuales por derechos de autor y aumentarán su valor a medida que progrese la carrera de un artista. Son los únicos tokens respaldados por derechos de autor de música aprobados por la SEC. Así, cuando los artistas en los que inviertes ganan dinero, ¡tú también lo haces!


Los propietarios de MFT pueden hacer un seguimiento de estos ingresos pasivos y retirar sus ganancias directamente de su cuenta de Opulous.



''En lugar de ir a una gran discográfica y conseguir un adelanto, ahora puedes conseguir un pequeño adelanto según tus regalías y Opulous te facilitará eso sin dolores de cabeza", afirma Parsons.

Parsons dijo que, al pensar en el movimiento DeFi y en cómo podría aplicarse a Opulous, la idea inicial consistía en que las personas se prestaran dinero entre sí sin necesidad de un banco.


Después de observar los dos tipos de usuarios en Ditto (plataforma de la que también es fundador), se le ocurrió la idea de ampliar el servicio al ofrecer a los miembros préstamos de un fondo común formado por las regalías de Ditto.


"Cuando observé los dos tipos de usuarios de Ditto vi, por ejemplo, personas que por un lado ganan 10.000 dólares al mes, y muchos de estos artistas no sacan su dinero de Ditto, y no ganamos ningún interés por ello".

Dada esta enorme reserva de dinero, dijo, surgió la idea de establecer un fondo común para que los artistas que lo decidan puedan poner su dinero en el fondo común y ganar intereses con ese dinero, unos intereses mucho más altos que los que ganarían en el banco.


"Ahora que tenemos el fondo común de dinero en el medio, dijimos, ¿por qué no vamos con los artistas que están en la situación opuesta y que quieren obtener dinero para futuras grabaciones basadas en su catálogo y otorgarles préstamos extraídos de ese fondo? Esa fue la idea original de tener un fondo común para préstamos directos entre pares gestionado por Opulous."

A medida que se adentraban más en el espacio de las criptomonedas, empezaron a hablar con empresas que también querían empezar a invertir en el fondo y poner más activos en el fondo para obtener los intereses en monedas estables que paga Opulous.


"Se puede participar en los préstamos ahora mismo, está abierto a cualquier artista y, como han visto, hemos pagado más de mil millones de dólares. Así que hay muchísimo dinero que se reserva para préstamos al instante. Por otro lado, habilitamos fondos de criptomonedas, y cualquiera puede venir e invertir en el fondo.



Cuando le preguntamos por el cambio de paradigma que supone el servicio de Opulous para los músicos, Parsons dijo que, debido a que los derechos de autor relacionados a la música se convirtieron de pronto en el activo de moda, varias empresas están invirtiendo en el ámbito de los derechos de autor.


"El tema de los derechos de autor sobre la música es que no sólo aumentan de valor, sino que generan ganancias todos los años. Hoy en día el rendimiento es similar a tener una casa porque probablemente estés generando un 10 % de ganancias más el valor de los derechos en sí. Así que todo el mundo está tratando de adelantarse y comprar derechos de autor en estos momentos".

"El problema es cuando vas a un banco como músico. Bueno, Ed Sheeran podría, de hecho probablemente no tendría ningún problema, pero alguien de nivel medio que gana 100.000 al año por su música y con derechos de autor muy valiosos probablemente no sea visto como un activo por el banco".

Sin embargo, Opulous sí ve esos derechos de autor como un activo, basados en las ganancias futuras del artista.


"Entonces, para que un artista pueda recibir el dinero por adelantado ya no es necesario firmar un acuerdo discográfico desfavorable. Esto significa que pueden conservar sus derechos de autor de por vida, y que durante los próximos diez años harán mucho más dinero del que harían con una empresa discográfica grande."

Y este es solo uno de los primeros ejemplos de cómo las finanzas descentralizadas (DeFi) están cada vez más presentes en la industria musical.


Sin embargo, el sistema DeFi está todavía en sus inicios. Como cualquier otra tecnología emergente, existen riesgos, como la volatilidad, la fluctuación de las tasas de transacción y la vulnerabilidad a los hackers y los defraudadores. Además, si utilizas esta tecnología, tienes que llevar tus propios registros a efectos fiscales, ya que todavía está muy poco regulada en la mayoría de los países.


Fuente: Algorand.com