academy move.gif

Playlisting: Cómo funcionan las playlists.

Actualizado: 10 ago 2021

¿Qué tipos existen? ¿Cómo funcionan? ¿Qué puedo hacer para incluir mi música en ellas? En el artículo de hoy te contamos el funcionamiento de las principales playlists de Spotify y cómo colocar tu música en ellas.




Spotify es una plataforma de streaming que trabaja con un modelo piramidal similar al formato de la radio convencional. Es decir, los artistas más top van directamente al nivel más alto, es decir, a las playlists con más seguidores.


Por el contrario, los artistas emergentes o más indies pueden aparecer en las playlists virales, nuevos descubrimientos y en un futuro incierto y lejano -gracias a su interacción con los usuarios- ser trasladados a cientos de playlists de todo tipo. Eso en el mejor de los casos. Pero tristemente la mayoría de esos artistas que suben su música a Spotify esperando ser escuchados se queda por el camino.


Como ya hemos visto en artículos anteriores, muchas de las playlists de spotify se basan en un complejo algoritmo automatizado, una especie de inteligencia artificial. Mientras que otras se basan en el aporte humano de curadores musicales de playlists en la plataforma. Long story short, la posibilidad de entrar en playlists se basa en una combinación de engagement online, curaduría de sus editores y, sobre todo, suerte.


Para que no te vengas abajo antes incluso de empezar a leer, hemos de decir que no todo se deja al azar. Hay ciertos factores que si puedes controlar y ciertas acciones que si dependen de ti, como por ejemplo, aprender los tipos de playlists que existen en Spotify y saber así como acceder a ellas. Así que, toma nota.



1. Algorítmicas.

Se dividen en aleatorias y personalizadas. Normalmente se actualizan cada semana en base a los gustos musicales del usuario en cuestión. Las playlists personalizadas son únicas para cada usuario y, como su propio nombre indica, se personalizan gracias a sistemas de inteligencia artificial, los dichosos algoritmos.


TIP: Cuantos más seguidores tengas o más usuarios de la plataforma te guarden en sus playlists personales, más fácil será que se incluya tu música en este tipo de playlists.




EJEMPLO: Release Radar, Daily Mix o Discovery Weekly (Descubrimiento semanal)



2. Editoriales.

Son propias de cada plataforma y la curación musical la realiza un music curator especializado. Es decir, las canciones son seleccionadas por un equipo editorial especialista interno. Este tipo de playlists son las que más se promocionan así que todos los artistas buscan estar ahí.


TIP: Puedes intentar acceder a ellas realizando un pitching de tu próximo single antes de su lanzamiento. Así te asegurarás de que, por lo menos, tu música llega a los curadores de la plataforma.




EJEMPLO: Rap Caviar, Mint o Today´s Top Hits.




3. Independientes.

Son playlists hechas por un curador independiente. Algunas cuentan con un gran alcance a pesar de no ser las playlists propias de la plataforma.


TIP: Estas son las ''más fáciles de alcanzar'', ya que muchas veces es un win-win, ellos necesitan música para sus playlists y tú exposición en ellas. Puedes intentar contactar directamente con el curador si encuentras quién es o solicitar el acceso a sus playlists subiendo su música a sus plataformas. Son las listas de reproducción más orgánicas.




EJEMPLO: Digster, Indiemono o Fitrl.



4. Artistas.

Como su propio nombre indica, son las playlists creadas por los propios artistas. La mayoría de las veces son una mezcla de sus influencias, sus gustos musicales y sus propios temas para darles promoción.


TIP: Son muy interesantes -a la par que complicadas de alcanzar- ya que pueden aumentar exponencialmente las reproducciones de artistas emergentes por su visibilidad, reconocimiento e influencia.




EJEMPLO: Flume´s Track ID.



5. Brands.

Son playlists hechas por marcas que buscan que se les asocie con la música y sus valores principalmente con fines promocionales.


TIP: Son muy potentes a la hora de aumentar la visibilidad de artistas emergentes, pues aunque parezcan imposibles de alcanzar, suelen buscar un equilibrio en sus playlists entre artistas ya consolidados y artistas nuevos.




EJEMPLO: H&M In Store Music, International Women´s Day de Pull&Bear y Vibra Mahou.



6. Personales.

Las playlists personales o de usuario son las que todos podemos hacer en cualquier plataforma de streaming en función de nuestros gustos, moods, géneros, etc.


TIP: Como artista es muy importante entrar en estas playlists. Cuanta más gente guarde tu música, mejor, ya que esto influye en el algoritmo a la hora de posicionar y mostrar tu canción.




Ejemplo: Cualquiera de tus playlists en Spotify. Estas es una de las mías.




7. Labels.

Playlists hechas por discográficas y sellos (majors o independientes) normalmente con el fin de promocionar su propio catálogo. Así que que aquí hay pocos trucos que funcionen, o fichas por una de ellas o las posibilidades de estar en estas playlists se reducen a 0.



EJEMPLO: Nordic Winter de Universal Music Group Sweeden, Novedades Julio de Larrosa Music Group o Subterfuge Records.




8. Colaborativas.

Son como las personales, pero con varios usuarios colaborando en la misma playlist. Cualquiera en Spotify puede crear una playlist colaborativa, lo que significa que si la playlist colaborativa no es privada (solo para unos pocos) cualquier seguidor de esta puede modificarla, añadir o eliminar canciones, cambiar el orden, etc. Si quieres que tu playlist sea privada puedes enviar el enlace directamente a los que quieras que participen en ella.



¡Y esto es todo por hoy! Esperamos que te haya resultado útil y que puedas poner en práctica todos estos tips. ¡Nos leemos en comentarios!