Los oyentes de Spotify se ponen nostalgicos.