academy move.gif

La guía definitiva para tus próximos lanzamientos.

Con el streaming apoderándose de la nueva industria musical, nos surge la pregunta de si seguirá teniendo sentido lanzar los álbumes de toda la vida, y lo más importante, qué formato es más adecuado para los nuevos artistas emergentes. En el artículo de hoy hacemos un breve repaso por los puntos clave que hay que tener en cuenta a la hora de lanzar tu nuevo single o álbum musical.



Pero antes de nada... ¿Cuál es la diferencia entre un EP y un álbum?


Lo que separa un single, un álbum y un EP se reduce a 2 cosas principalmente:


1. La duración (es decir, el número de canciones) .


2. La duración (es decir, el tiempo total de duración) de todo el proyecto.


Un álbum o LP (Long Play) se refiere a una obra completa, que contiene entre 7 y 29 canciones y tiene una duración aproximada de 35-60 minutos.


Un EP (Extended Play) es una obra de media duración, que contiene entre 4 y 6 temas y tiene una duración aproximada de 15-22 minutos (pero puede llegar a 30 minutos).


Un single es la obra más corta que se puede publicar, con entre 1 y 3 temas y una duración aproximada de menos de 10 minutos.


¿Y cuántos álbumes, EP y singles se publican cada año?


Como hemos podido ir comprobando a lo largo de estos últimos años, más concretamente desde 2016, el número de álbumes se está desplomando, mientras que los EP y los singles siguen subiendo como la espuma.


Según datos de Ditto Music, en los últimos 5 años el número de lanzamientos de álbumes ha experimentado un descenso constante año tras año. Mientras que los álbumes representaron el 35% de todos los lanzamientos en 2016, su popularidad ha disminuido significativamente, con álbumes que representan sólo el 9,7% de todos los lanzamientos el año pasado en 2021 (¡eso es más de -25%!)


Por otro lado, el número de lanzamientos de singles y EP ha experimentado un crecimiento continuo durante el mismo periodo de 5 años, constituyendo la friolera del 90,3% del total de lanzamientos en 2021.


Así que, según el recuento de la mayoría y la popularidad, los singles y los EP están definitivamente a la cabeza de los formatos que mejor funcionan..


Pero entonces, ¿debo publicar un álbum o un EP?


La decisión de publicar un álbum o un EP depende en última instancia de un par de factores: el presupuesto, el público al que te diriges y, por último, tus objetivos musicales.


1. Presupuesto.

En términos de dinero, los EP son más baratos que los álbumes. Con casi la mitad del número de canciones, también reducirás a la mitad el dinero gastado en cosas como el tiempo de estudio, los costes de producción, el alquiler de instrumentos, los músicos de sesión... ¡y la lista continúa!


2. Público objetivo.

El formato del álbum que elijas influirá directamente en tus fans. Un EP tiende a atraer a nuevos oyentes y a la vez a convertir a los que ya has ganado. Cuando empieces a publicar más música en forma de álbum, reforzarás la relación con tus fans poco entusiastas, pero también convertirás a algunos en superfans acérrimos. Tiene sentido, ¿verdad?


Así que, para abreviar, sacar un EP suele funcionar mejor si eres un artista nuevo con el objetivo de ser descubierto por nuevos oyentes.


3. Tus objetivos musicales.

O lo que es lo mismo... ¿Qué quieres conseguir con tu lanzamiento? Por ejemplo, aumentar tu perfil de artista, cambiar tu sonido o lanzar una nueva gira/merchandising podría ser más adecuado para un álbum.

En cambio, si todavía estás buscando tu sonido, haciendo que tu música llegue a los oídos de nuevos oyentes o simplemente te centras en publicar música de forma rápida y consistente, un EP es posiblemente la mejor opción.


Aunque no hay una regla única para este tipo de cosas, para los nuevos artistas que están empezando (¡que probablemente seas tú si estás leyendo este artículo!), hay un consenso general de que publicar un EP es la mejor opción durante esta etapa inicial de tu carrera musical.



¿Por qué publicar un EP en lugar de un álbum?


1. La nueva industria del streaming.


Con el streaming arrasando en la nueva industria musical, las plataformas digitales como Apple Music y Spotify, así como las plataformas de redes sociales como TikTok e Instagram son ahora los principales lugares donde los oyentes buscan nueva música.


Así que tiene sentido que un EP de formato corto funcione perfectamente para publicarlo en estas grandes plataformas, además de otras más pequeñas como BandCamp y SoundCloud.


Puedes mostrar lo que eres tú y tu marca jugando realmente con tus puntos fuertes como artista, a través de una selección más específica de canciones que muestran tu trabajo más fuerte hasta la fecha. Y si todavía no estás publicando música en las principales plataformas de streaming y tiendas, ¿a qué estás esperando?


2. Playlists y nuevas formas de consumir música.


Con millones de canciones disponibles con sólo pulsar un botón, los oyentes están condicionados a escuchar más artistas y menos canciones.


Esto se debe a los hábitos de consumo actuales, que incluyen una menor capacidad de atención de los oyentes, así como a que gigantes del streaming como Apple Music y Spotify promueven en gran medida el consumo de playlists.


Los nuevos oyentes confían ahora en las recomendaciones de listas de reproducción algorítmicas de programas como "Discover Weekly" y "New Music Friday" para encontrar nuevos artistas y canciones que escuchar, y tienes muchas más posibilidades de que los singles favoritos de tu último EP aparezcan allí, que de otro modo podrían perderse en el desorden si los publicaras en un formato de álbum más largo.


Puedes leer otros artículos donde te explicamos cómo incluir tu música en las listas de reproducción.



3. Mantener un calendario regular de lanzamientos.


Para los nuevos artistas que se inician en el mundo de la música, publicar sencillos que formen un EP a lo largo del tiempo puede ser la mejor estrategia para seguir siendo relevante, mantener a tus fans comprometidos e incluso ganar algo de tiempo en caso de que quieras lanzar un LP.


En esta fase inicial, no querrás gastar tanto tiempo y dinero en grabar, producir y comercializar el álbum conceptual perfecto de 12 canciones, sacarlo un año después y darte cuenta de que has perdido a todos los oyentes y fans que habías ganado en el proceso porque se han cansado de esperar a escuchar tu nueva música.


Es importante aumentar la base de fans, pero, como en cualquier negocio, hay que conservar a los que ya tienes y convertirlos en superfans. Tener un calendario de lanzamientos predecible y regular es la manera de conseguirlo.


5. Para hacer un paréntesis entre los LPs.


Entre cada gran álbum o LP, algunos artistas optan por lanzar un EP como una especie de precursor, si se quiere, de su siguiente proyecto. El objetivo del EP en este caso es introducir o insinuar temas y conceptos que se revelarán en el contenido de su álbum mayor.


Así que, después de todo, decidas lo que decidas, básate en lo que sea adecuado para tu presupuesto, tu público objetivo y tus objetivos musicales y no olvides que ¡estamos aquí para ayudarte!


Fuente: Hypebot.com