unnamed (1).png

Kobalt: La primera editorial en introducirse en el mercado de los NFTs.

Con el objetivo de convertirse en la primera editorial enfocada en la Web3, Kobalt lanzá un conjunto de NFTs basados en las letras de canciones.


Todo el mundo oye música casi a diario. Eso es algo que no cambia desde hace mucho tiempo: los seres humanos necesitamos música para ser felices. Sin embargo, durante las últimas décadas, la industria de la música ha estado cambiando desenfrenadamente.


No es ninguna novedad que las ventas de los discos físicos hayan disminuido. Que los servicios de streaming no pagan como deberían a los artistas y autores, tampoco es ninguna sorpresa. Pero…¿existe alguna solución para afrontar estos problemas?


Los NFT musicales prometen ser, desde hace unos meses, la única solución posible y una alternativa perfecta para salvar la industria musical. Se trata de una forma novedosa de ver la industria de la música y la forma en que los artistas son recompensados ​​por su trabajo. Si bien los sistemas basados ​​en la cadena de bloques son relativamente nuevos, ofrecen muchas posibilidades. Los NFTs musicales podrían cambiar, y de hecho ya lo están haciendo, la industria musical por completo. Podrían, como ya hemos visto en otros artículos, crear una mayor participación de los fans, ofrecer nuevos modelos de negocio, una mejora de la monetización y la recaudación de royalties y, en última instancia, podrían cambiar la industria para mejor.


Pero antes de nada... ¿Qué es un NFT?


Un NFT musical es un certificado que identifica al propietario de una obra musical, de una entrada de un concierto, una parte de los derechos sobre una canción, o cualquier cosa que el autor/artista considere de valor y quiera vender de manera exclusiva.


Los NFTs musicales pueden ayudar a músicos, bandas y compositores a conectarse con sus oyentes de maneras nuevas e innovadoras.


Cada fan que compra la música NFT se convierte en propietario del trabajo de su músico favorito. Los NFT se pueden almacenar en billeteras criptográficas y venderse a mejores postores si lo desea. Es posible que el músico que creó el NFT no pueda venderlo más, pero aún puede obtener ganancias de las reventas de los NFT. Esta es una de las muchas formas en que las NFT musicales pueden empoderar a los músicos.


¿Y qué tiene que ver Kobalt en todo esto?


Aunque los artistas y las discográficas han acaparado los titulares en lo que respecta al lanzamiento de NFT musicales, las editoriales todavía no se habían sumado al carro (hasta ahora).


La última en sumarse a esta tendencia es Kobalt, que lanza una colección de NFT basada en las letras de las canciones. ‘’An Electro Revival" es una colaboración con la artista y compositora estadounidense Dawn Richard y el artista visual ghanés Afroscope, que utiliza la letra de la canción de Richard "Le Petit Morte (a lude)".


Se venderán tres NFT en el mercado de la Fundación con un precio de reserva de 1 ETH (1,7 mil dólares en el momento de escribir este artículo). Cuando alguien puje por esa cantidad, comenzará una cuenta atrás de 24 horas para suscitar más interés.


Richard comparó el proyecto con la forma en que una editorial como Kobalt la pone en contacto con artistas y compositores para coescribir.


"Elegí a Afroscope porque siento que su trabajo resuena con mi música. Juntos, ambos impulsamos la esencia de la cultura y el poder de la excelencia negra a través de nuestro arte..."

Así que después de este nuevo movimiento por parte de Kobalt, ¿Qué más nos deparará el mundo de blockchain y los NFTs en la industria? ¿Cuál será la próxima editorial en introducirse en las nuevas tecnologías? ¡Os leemos en comentarios!