top of page
Consulta a Wolfie.gif

El impacto de la inteligencia artificial en la relación entre oyentes y artistas.

La industria musical está experimentando cambios significativos en la relación entre los oyentes y los artistas. La confianza y la transparencia se han convertido en elementos clave, influenciados tanto por escándalos pasados como por la aparición de tecnologías innovadoras. En este contexto, la inteligencia artificial (IA) ha dado paso a un nuevo capítulo en esta dinámica. En este artículo, exploraremos cómo las expectativas de transparencia han moldeado la industria musical y cómo la IA está impactando la relación entre oyentes y artistas.



1. La importancia de la transparencia en la relación entre oyentes y artistas.


La transparencia siempre ha sido crucial en la relación entre los oyentes y los artistas. Escándalos pasados, como el famoso caso de Milli Vanilli en 1989, en el que se descubrió que habían estado haciendo lipsync, resaltan los efectos negativos de violar la confianza del público. Este incidente resultó en numerosas demandas de reembolso y en la revocación del premio Grammy que habían ganado en 1990. Del mismo modo, en 2012, Lana Del Rey enfrentó acusaciones de inautenticidad y artificio después de cambiar estéticamente su imagen y estilo musical tras lanzar un álbum menos exitoso bajo su nombre de nacimiento, Lizzy Grant. Estos casos demuestran el valor que los fans, los artistas y las compañías discográficas otorgan a la autenticidad y la expresión artística genuina.



2. El papel de la inteligencia artificial en la música.


La aplicación de la inteligencia artificial en la música no es algo nuevo. La música generada por IA abarca un amplio espectro de posibilidades, desde música ambiental de baja fidelidad para tiendas hasta música libre de derechos de autor para creadores de contenido y mezcla y masterización automatizadas. La mayoría de nosotros utilizamos algoritmos invisibles para nuestras recomendaciones musicales diarias, lo que facilita el descubrimiento de canciones y artistas. Sin embargo, dos aspectos significativos han surgido recientemente.


En primer lugar, la resurrección de voces archivadas, como la próxima canción "perdida" de The Beatles, muestra la capacidad de la IA para extraer y utilizar grabaciones de voces del pasado, dándoles vida nuevamente. El hijo de John Lennon, Sean Lennon, comentó sobre este proceso, diciendo: "Peter Jackson pudo extraer la voz de John de una grabación de cassette de mala calidad y un piano". En segundo lugar, el surgimiento de "deep fakes" de audio permite la creación de música que imita un género, artista o letras específicas. En abril de 2023, se lanzó la canción "heart on my sleeve", que presenta las voces simuladas de Drake y The Weeknd, creada por un usuario de TikTok llamado ghostwriter977 en plataformas de streaming como Apple Music, Spotify y YouTube.


Estos desarrollos plantean importantes preguntas legales y éticas sobre el uso justo, los derechos de autor y la propiedad intelectual, así como su valor. ¿Existe la posibilidad de que la IA mejore la creatividad y originalidad artística? Si es así, ¿mantendrá la misma relación existente entre oyentes y artistas? Las obras derivadas son inherentemente parte del desarrollo musical a lo largo del tiempo. Profundizar en la relación con la música a menudo implica descubrir el ADN de una canción. Por ejemplo, el break de batería de "Take Me To The Mardi Gras", presente en casi 500 canciones de rap, hip-hop y jungle, o la muestra de "Cola Bottle Baby" de Edwin Birdsong en "Harder, Better, Faster, Stronger" de Daft Punk. A menudo, para avanzar, debemos mirar hacia atrás.


Sin embargo, la reciente decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre una pintura de Andy Warhol podría redefinir el concepto de uso legítimo. El caso debatió si las obras de arte de Warhol de 1984 basadas en el músico Prince estaban protegidas por el uso legítimo, o si la fotografía de Lynn Goldsmith de 1981 era propiedad exclusiva de ella. Finalmente, casi 40 años después de la utilización de la fotografía, la corte decidió a favor de Goldsmith. "Sostener lo contrario potencialmente autorizaría una serie de copias comerciales de fotografías que se utilizarían con fines sustancialmente iguales a los de los originales", escribió la jueza Sotomayor en su opinión. Menos de un mes después de esta decisión, esta podría sentar un precedente sobre cómo se aplica la ley de derechos de autor a las obras generadas por IA utilizando material original humano.



3. El impacto en la creación de música y la relación entre oyentes y artistas.


Para las discográficas, la resurrección de voces archivadas ofrece un suministro casi ilimitado de nuevo contenido, siempre y cuando tengan los derechos de autor correspondientes. Pero, ¿qué pasa con las obras derivadas? Usando el arte como ejemplo, si Midjourney se inspira en crear una pintura al estilo de Warhol, ¿esa obra finalmente pertenecerá a su legado? Además, existen interrogantes sobre la compensación adecuada para los artistas en la era de la transmisión digital. Por ejemplo, la canción "heart on my sleeve" de ghostwriter977 generó al menos $1,888 provenientes solo de Spotify, según la BBC, mientras que Billboard estimó que la canción pudo haber ganado alrededor de $9,400 a nivel mundial en todas las plataformas, a pesar de haber acumulado más de 16 millones de reproducciones.


En respuesta a estos desafíos y preocupaciones, se ha lanzado la campaña Human Artistry, la cual tiene como objetivo asegurar que las tecnologías de inteligencia artificial se desarrollen y utilicen de manera que apoyen la cultura y la creatividad humana, en lugar de reemplazarlas o erosionarlas. Según la campaña, "las personas se relacionan más profundamente con obras que incorporan la experiencia vivida, las percepciones y las actitudes de los demás". Lauren Chanel, escritora y futurista, señala que las voces generadas por IA pueden permitir que "personas que no sean negras se pongan el disfraz de una persona negra". Del mismo modo, los llamados "artistas virtuales", como Lil Miquela o FN Meka, crean competencia con talentos reales y subrepresentados, capitalizando el deseo de los fanáticos de voces diversas.


Tanto los creativos como los oyentes deben abogar por prácticas transparentes, diálogo abierto y uso responsable de la IA en la creación musical. Aunque el impacto de la tecnología en la creatividad y la confianza en la industria musical aún está en desarrollo, la exploración continua y el diálogo son esenciales para comprender su impacto completo. No podemos detener los avances tecnológicos, pero trabajando juntos, podemos encontrar un equilibrio entre la confianza, la innovación y la creatividad. Si bien la IA puede mejorar la producción, no puede reemplazar la esencia de la creatividad artística humana. Como bien dice ghostwriter977, "no se puede matar a un fantasma".


En conclusión, la inteligencia artificial está transformando la relación entre los oyentes y los artistas en la industria musical. La transparencia y la confianza son aspectos fundamentales que los artistas y las discográficas deben cultivar en este nuevo contexto. Aunque la IA ofrece oportunidades emocionantes para la creación musical y la experimentación, también plantea desafíos legales y éticos. Es necesario un enfoque equilibrado que promueva la innovación y la creatividad mientras se protegen los derechos de autor y se respeta la autenticidad artística. Al trabajar juntos, podemos aprovechar el poder de la IA para mejorar la experiencia musical sin comprometer los valores fundamentales de la relación entre los oyentes y los artistas.

Consulta a Wolfie.gif
bottom of page