academy move.gif

Cómo usar Twitch si eres artista.


Con más de 15 millones de usuarios activos, 17,5 millones de visitantes al día y más de 4 millones de creadores de contenido, Twitch es una de las plataformas de transmisión en directo con más éxito actualmente. Hoy te contamos cómo monetizar tu contenido en en esta plataforma para sacarle todo el jugo posible.


Seguramente todavía quede gente que piense que Twitch tiene mucho más que ver con videojuegos que con música. Puede ser que aún no hayas ni contemplado la idea de crearte una cuenta, pero tú como artista deberías estar ahí. Y no, no es necesario que seas Justin Bieber. Los artistas emergentes también tienen un hueco en esta plataforma.


¿Se puede ganar dinero en Twitch si eres un artista musical?


La respuesta es sí. Pero como dice Bad Bunny, con calma. Por ponerte un ejemplo, uno de los streamers más populares de Twitch en España, Ibai LLanos, gana más de un millón de euros al año solo en esta plataforma. Pero tú no eres Ibai LLanos. Así que vayamos por pasos.

1. Antes de nada...

Tomate tu tiempo para familiarizarte con la plataforma. Twitch no es para todos. Recuerda que no tienes que estar en todas las plataformas, sino en aquellas en las que esté tu público objetivo. Y si tu público no está en Twitch, ¿por qué vas a estarlo tú? Analiza los pros y los contras de esta plataforma y mide tu capacidad de sentarte a hablar delante de una cámara. Para retransmitir en directo se requieren buenas habilidades comunicativas que no todos los artistas tienen porqué tener.

2. Marca tus objetivos.

Una vez hayas decidido que vas a empezar a “stremear”, el siguiente paso es, como en cualquier red social o plataforma de streaming, definir unos objetivos. No vale con que digas que quieres ser famoso y tener muchos seguidores. Intenta establecer metas claras y que se puedan medir, como por ejemplo: conseguir 50 seguidores mensualmente. Puedes echarle un ojo a la técnica SMART para establecer tus objetivos de una manera real y concreta.


3. Define tu estrategia.

Twitch es la televisión a la carta del siglo XXI. Podemos encontrar cualquier tipo de contenido en directo e interactuar con nuestros streamers favoritos. Es el consumidor/espectador el que tiene el poder de decidir exactamente qué ver, cuándo verlo y cómo verlo. Y si tu contenido no es relevante, el consumidor hará “zapping” en un abrir y cerrar de ojos.

Intenta crear un plan que incluya dónde te gustaría estar dentro de tres, cuatro y cinco años. Considera a cuantos espectadores tendrás que alcanzar para lograr unos ingresos específicos y llegar hasta donde te has propuesto.


Puedes usar la técnica DAFO para hacerte un esquema más gráfico de cuáles son tus puntos fuertes, tus debilidades, tus oportunidades y las amenazas de la competencia.

4. Crea una comunidad.

Twitch es el lugar perfecto para hablar con tus fans. Nada de contar tus movidas y ya. Hoy en día la regla de oro de cualquier marca es la comunicación bidireccional, o lo que es lo mismo: interactuar en tiempo real con tus consumidores, conversar, hablar y, sobre todo, escuchar. Porque por muy materialista que suene, no puedes olvidar que si eres un artista eres un producto y por lo tanto, una marca.

Hay una cosa que deberías tener muy clara: si no tienes audiencia no monetizas. Así que cuídala bien. Si tu objetivo principal es aportar contenido de calidad seguro que conseguirás unos seguidores fieles. Y estos son clave para tener “éxito” en Twitch. Y no solo vale con que vean uno de tus vídeos, si no que la clave aquí es generar engagement, o lo que es lo mismo, que tus visitantes vuelvan una y otra vez.

Tus ganancias están directamente relacionadas con la cantidad de personas que ven tus transmisiones, compran tu merchandising y hacen clic en tus enlaces. Por lo que desarrollar una comunidad sólida y crear contenido atractivo siempre debe ser tu prioridad antes de monetizarlo.

5. Ten paciencia.

Esto no hace falta ni explicarlo. Roma no se hizo en un día. Así que lo dicho: Espera y no tengas prisa. Todo es cuestión de tiempo y de avanzar poco a poco. Y si algo no funciona en tu estrategia, CÁMBIALO.

¿Cómo monetizar mi contenido en Twitch?

La pregunta del millón. Esta y la de cómo Spotify se las apaña para pagar los derechos de autor sin saber quién es el titular. Pero de eso ya hablaremos en otro momento.

A diferencia de Youtube o Instagram, Twitch tiene la monetización -que por cierto es mucho más efectiva y justa que en otras plataformas- integrada en la propia plataforma y los creadores de contenido pueden cobrar por diferentes vías. Además, también existen otras formas de monetizar el contenido de Twitch que se pueden incorporar desde fuera de la plataforma.


Twitch tiene ofertas integradas para los streamers que pueden ayudar a generar ingresos: Bits, la moneda digital de Twitch, suscripciones o la opción de publicar anuncios durante tus transmisiones.


Sin embargo, estas opciones solo están disponibles para afiliados y partners de Twitch. Lo que significa que, hasta que alcances todos los pasos necesarios para unirte a esos programas, tus opciones para obtener ingresos durante la transmisión serán algo limitadas. De todas formas, let's get started!

Existen seis formas de generar beneficios con tu canal de Twitch:

1. Suscripciones al canal.

No confundir con las “típicas” suscripciones de Youtube. Twitch funciona de una manera completamente diferente al resto de plataformas de streaming. En este caso, tus espectadores pueden ser simples seguidores -lo cual no está mal- o pueden convertirse en suscriptores. Estos suscriptores pagan una cuota mensual de $4,99, $9,99 o $24,99 y obtienen ciertos beneficios exclusivos a cambio. Generalmente, los streamers obtienen un 50% de lo que pagan los usuarios por las suscripciones.

2. Publicidad.

Esto no tiene mucho misterio. La publicidad aquí funciona igual que en otras plataformas de streaming como Youtube. La única diferencia es que para poder empezar a monetizar a través de anuncios en tus retransmisiones, debes ser afiliado o partner. Para alcanzar ese grado debes ir cumpliendo determinados objetivos como por ejemplo llegar a X seguidores, stremear X minutos o tener X espectadores por cada video.

Además de los típicos anuncios automáticos, también puedes colocar anuncios manualmente en cualquier momento de tu transmisión. En este caso los anunciantes te pagarán en función de las impresiones del anuncio (la cantidad de gente que lo vea), por lo que tus ingresos dependerán del CPM y las campañas activas de cada marca.

3. Donaciones.

Existen dos formas para recibir dinero directamente de tus followers sin la necesidad de que se suscriban a tu canal mensualmente. La primera es a través de Bits. Esto viene a ser lo mismo que los tokens de cualquier festival; tus fans pagan X dinero y reciben a cambio X Bits. Con estos Bits -que son la moneda virtual de la plataforma- los espectadores como muestra de apoyo pueden hacerte donaciones directamente a ti. La peor parte: que los streamers reciben sólo 1 céntimo por Bit :(

La segunda forma -y más tradicional- es a través de Paypal. De esta manera, al no haber intermediario -mediante las donaciones de Bits, Twitch se queda un %- el dinero va íntegro para tí, sin comisiones para terceros.

4. Merchandising.

Como en casi todas las plataformas de streaming, Twitch cuenta con una “sección” donde poder vender tu merchandising y conseguir así unos ingresos extra.

5. Afiliación.

En Twitch puedes añadir enlaces de afiliado a determinados productos y páginas. La más común es Amazon. Si un espectador compra un producto a través de tu enlace, tú te llevarás una comisión. Así de simple.

6. Patrocinios.

Los patrocinios de Twitch vienen a ser las colaboraciones o #ads de Youtube. Básicamente consiste en que una marca contacta contigo para promocionar sus productos a través de tus videos. Para que esto pase se tienen que cumplir una serie de requisitos: que tu contenido sea de una calidad aceptable, que tu público sea similar al de la marca, que tengas una audiencia considerable y que, sobre todo, a la marca le salga rentable patrocinarte.

La pandemia se ha cargado los eventos en vivo y está arrasando con el sector cultural. Es por esto que los artistas deben estar más conectados que nunca y aprovechar las oportunidades que les dan las plataformas de transmisión en vivo como Twitch o incluso TikTok, Facebook, Instagram o Youtube.


Estas son seis maneras de generar beneficios a través de tu cuenta de Twitch, pero, no debes olvidar que esta plataforma debe ser sólo una herramienta más dentro de tu estrategia global como artista. Twitch es una oportunidad de oro para llegar a tu audiencia de una forma más personal y cercana. Y es que, como ya hemos visto antes, conversar con tu público es clave.