top of page
Consulta a Wolfie.gif

Cómo la IA generativa transformará la "música funcional" en una experiencia artística personal.

Imagina versiones de paisajes sonoros extraídas de álbumes populares brindando a los artistas y sellos el impulso para recuperar su participación en el mercado. Ahora esto es posible con la llamada ''música funcional''. Te lo contamos todo en el artículo de hoy.



La IA generativa está en auge en estos momentos. Durante los últimos años, artistas y sellos discográficos se han abierto a la idea de la IA como una herramienta emocionante y nueva. Sin embargo, cuando Dall-E 2, Midjourney y GPT-3 se hicieron públicos, el miedo de que la IA dejaría obsoletos a los artistas emergió.


Todo movimiento disruptivo trae temor, el temor a lo nuevo. Pero la música y la IA pueden trabajar juntas para abordar una de las crisis continuas a lo largo de la historia en la sociedad: el bienestar mental.


Si bien la IA ya puede crear arte visual y texto con versiones bastante convincentes de los originales hechos por humanos, todavía no está del todo lista para la música. La música hecha por IA es aceptable para musicalizar videos de usuarios y anuncios, pero claramente hay mucho por explorar y descubrir en la relación IA y música.


Hay una categoría musical donde la IA puede ayudar a resolver problemas reales y abrir nuevas fuentes de ingresos para todas las personas. Desde las compañías discográficas hasta los artistas y los DSP. Se trata del mercado de sonidos funcionales. Ampliamente pasado por alto y muy lucrativo, el mercado de sonidos funcionales ha estado creciendo constantemente durante los últimos 10 años a medida que la necesidad social de la música para sanar aumenta en todo el mundo.


El sonido es poderoso. Es la forma más fácil de controlar el entorno. El sonido puede cambiar el estado de ánimo, desencadenar un recuerdo o hacerte dormir. Genera comportamientos, hace que compres más o que corras aterrorizado (piensa en la música que se reproduce en las tiendas para facilitar el comportamiento de compra o en el sonido de las alarmas y sirenas).


Cada día, cientos de millones de personas se automedican con sonido. Si miras las 10 listas de reproducción más populares en cualquier servicio de streaming importante, verás al menos 3-4 listas de reproducción "funcionales": meditación, estudio, lectura, relajación, enfoque, sueño, y así sucesivamente.


Este es el mercado que el jefe de UMG, Sir Lucian Grainge, destacó en su memo anual al personal a principios de este año. Y al parecer no está equivocado: los DSP están inundados de listas de reproducción que consisten en sonidos de lavavajillas y ruido blanco que desvían ingresos y atención de los artistas de música. El sonido funcional es un vasto océano de contenido sin un líder claro ni siquiera un producto claro.


El matiz aquí es que la forma en que las personas consumen el sonido funcional que es diferente a la forma en que consumen la música tradicional. Cuando alguien sintoniza una lista de reproducción para dormir, lo que más le importa es dormir, o sea que funcione. Quieren que les ayude a conciliar el sueño lo más rápido posible. Sería contradictorio escuchar a tu artista favorito cuando intentas dormir (o concentrarte, estudiar, leer, meditar). La mayoría de la música creada por artistas no está científicamente diseñada para poner al oyente en un estado cognitivo deseado, está diseñada para llamar la atención o expresar alguna emoción o verdad que el artista aprecia. Es por eso que la música ambiental, como dijo Brian Eno, es tan fácil de ignorar como interesante. Y tuvo su momento de renacimiento hace unos años, impulsada en gran parte por la crisis de salud mental.


¿Cómo puede ayudar la IA a los artistas y sellos de música a recuperar la cuota de mercado de las listas de reproducción de ruido blanco y sonidos de lavavajillas?


Imagina que tu música favorita existe en dos formas: las canciones en los álbumes que conoces y amas y una versión funcional de paisaje sonoro con la que puedes dormir, concentrarte o relajarte. La versión de paisaje sonoro se produce alimentando las fuentes de sonido del álbum o la canción en un motor de IA generativa informado por la neurociencia. Las fuentes de sonido se procesan, multiplican, cortan y superponen con efectos de sonido, dando lugar a un paisaje sonoro funcional construido a partir del ADN de tu música favorita. Aquí es cuando los consumidores finalmente tienen una opción: dormir o estudiar/leer/concentrarse en una lista de reproducción de ruido blanco sin nombre, o hacerlo con una versión de paisaje sonoro funcional científicamente diseñada de su música favorita.


Así es como la IA Generativa puede crear nuevas fuentes de ingresos para todos los agentes de la industria musical hoy en día: las discográficas ganan una parte del mercado con contenido funcional diferenciado construido a partir de su catálogo; los artistas expanden su universo musical, conectan con su audiencia de nuevas y significativas formas y extienden la vida útil de su material; los DSPs obtienen un contenido amplio y de calidad controlado que aumenta la participación.


Una vez que los oyentes encuentran sonidos que logran sus objetivos, a menudo se quedan con ellos. Por ejemplo, Wind Down, el álbum de paisajes sonoros de James Blake para dormir, muestra una retención del 50% de los oyentes en su séptimo mes después del lanzamiento. Esto demuestra que, cuando se hace correctamente, el sonido funcional tiene una vida útil increíblemente largo.


Este futuro de ganar-ganar-ganar ya está aquí. Al combinar arte, tecnología de IA generativa y ciencia, además de estructuras comerciales que permitan dichos acuerdos, podemos transformar sonidos asombrosos impulsados por artistas en paisajes sonoros curativos que los oyentes ansían.


En una época que anhela la calma, la claridad y una mejor salud mental, se puede utilizar la IA para crear nuevos formatos de música que los titulares de derechos pueden beneficiarse y los oyentes pueden apreciar. La música impulsada por IA no sólo suena bien, sino también mejora la vida de las personas y apoya a los artistas. Así es como se aprovecha la ola de música funcional y se crea algo en lo que los oyentes encontrarán un valor real y seguirán regresando.


Este artículo fue basado en la publicación de Oleg Stavitsky, cofundador y CEO de Endel, una compañía de bienestar sonoro que utiliza IA generativa e investigación respaldada por la ciencia.


Si disfrutaste esta lectura te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y visitar nuestro blog para mantenerte al día con la vertiginosidad de nuevas noticias y lanzamientos tecnológicos que aparecen día a día sobre IA, WEB3, Blockchain y otras plataformas disruptivas que están cambiando la manera de entender, hacer y promocionar la música.


Comments


Consulta a Wolfie.gif
bottom of page