academy move.gif

Cómo hacer el dossier de prensa perfecto.

EPK, One sheet, Electronic Press Kit, dossier de prensa... puede llamarse de varias maneras pero el fin es el mismo: vender y promocionar un artista y su música. En el artículo de hoy te contamos por qué necesitas un dossier de prensa y cómo hacer el tuyo para darte a conocer de manera profesional como artista.



Un dossier de prensa o EPK (Electronic Press Kit) es como el ''curriculum'' que cualquier persona envía para encontrar trabajo. En este caso, el artista o grupo musical lo usará para promocionar su música. Se trata de un informe que recoge todos los datos relevantes del artista en cuestión: biografía, fotos, referencias, vídeos, contacto y enlaces a redes sociales o plataformas digitales donde poder escuchar su música. Sirve para ofrecer al periodista, agente de booking o discográfica toda la información que pueda necesitar sobre la trayectoria, géneros y acontecimientos importantes en la carrera profesional del artista.


¿Por qué necesitas un dossier de prensa?

Quizá pienses que todavía no es necesario o que no eres lo suficientemente relevante para aparecer en prensa, sin embargo, casi todos los artistas, por muy emergentes que sean, lo necesitan. Y es que, un dossier de prensa no solo se utiliza, como su propio nombre indica, para prensa, sino que también sirve para mostrar a tus fans tu trayectoria profesional como artista, para futuras salas de conciertos que quieran incluirte en sus programaciones o para colaborar con otros artistas.


En definitiva, es tu carta de presentación. Es todo lo que tienes que decir sobre ti que no puedes decir con tu música. Además, tener un dossier artístico hará que tu imagen como artista se vea más profesional.


Qué debes saber antes de hacer el tuyo.


  • Sé breve. A la prensa hay que dárselo cuanto más fácil, mejor. Así que, selecciona solo lo más relevante de tu carrera artística y olvídate de poner ese primer concierto que diste en tu escuela cuando tenías siete años. Asegúrate de decirle a los medios exactamente qué es lo que quieres que luego ellos digan de ti. Pónselo en bandeja y deja cuánto menos posible al azar.


  • Elige tu público objetivo. Céntrate y focaliza tu mensaje en quién te va a leer. Porque no es lo mismo que te lea un programador de una sala independiente, que de un macrofestival. Como tampoco es lo mismo si se lo envías a un agente de booking internacional que a uno de tu pueblo. O a un escritor de un blog especializado o un redactor de Los 40. El mensaje quizá sí sea el mismo, pero no la forma. Identifica a tu lector y redacta y diseña en base a él.


  • Incluye tus datos de contacto en todas partes. Lo dicho, que si alguien quiere contratarte, lo haga. Es importante que se vea tu número de teléfono bien grande, para que la persona interesada no tenga que andar buscado entre párrafos.


  • Sé organizado. Piensa en toda la información que quieres transmitir y organiza tus ideas antes de empezar a escribir. Si es necesario, puedes incluso establecer objetivos antes de ponerte de lleno con tu dossier. Una vez los tengas bien definidos, intenta ser concreto y directo. Déjate de rodeos y ve al grano. Y sobre todo, no te pases de ensalzar tus logros, que luego todo sale a la luz.


  • El diseño importa. Recuerda que la primera impresión cuenta, y que, aunque suene un poco a cliché, una imagen vale más que mil palabras. El diseño es una de los apartados más clave de un dossier de prensa. Diferénciate y destaca con el tuyo.


  • Actualiza tu dossier. Como cualquier curriculum, tu dossier es algo que tendrás que ir actualizando conforme más conciertos tengas o más oyentes y seguidores consigas en tus redes. Mantenlo al día para poder enviarlo en cualquier momento que lo necesites sin tener que andar actualizándolo constantemente.


Qué información poner en un dossier de prensa.


Un dossier de prensa puede incluir toda la información que el artista quiera transmitir y que considere necesaria o importante. Sin embargo, estos son los siete elementos que no deben faltar en el tuyo.


1. BIO o statement.

Quién eres, qué haces y qué has conseguido hasta ahora. Estos son los cuatro datos principales que debes incluir en tu biografía de artista. Por otro lado, puedes escribirla en tercera persona o en primera, aunque a mí, personalmente, nada me convence menos que alguien hablando de sí mismo en tercera persona. Cuenta una buena historia que enganche al lector, si la tienes, o dale un toque especial a la tuya propia. No te pases de pedante o de ser el centro del universo. Intenta ser realista, directo e incluso gracioso. Mantén tu foco en el por qué deben contratarte a ti y no a otro.


En cuanto a la longitud... ni demasiado corta ni extremadamente larga. Puedes probar con dos versiones y enviar la que más encaje dependiendo del receptor. Aún así, es recomendable que la corta no pase de 10 líneas.



2. Medios.

Aquí es donde debes incluir todo tu material: fotografías, logos videoclips, pistas de audio, etc. Intenta que todo el contenido que proporciones en este apartado, tenga un carácter profesional, es decir, si tus fotos como artista tienen una mala resolución o una pésima calidad, mejor no las pongas aquí. Es preferible que solo adjuntes una fotografía buena que 10 regulares.


En cuanto a los vídeos, no hace falta que estén todos, solo incluye los más relevantes de tu carrera profesional o los más recientes. Es recomendable que, en formato vídeo, aparezcan mínimo uno en directo y otro tipo videoclip, para que el receptor del EPK en cuestión pueda ver cómo os desenvolvéis en ambos escenarios.


3. Logros y referencias.

En esta sección, enumera los logros más importantes que has obtenido a lo largo de tu carrera musical. Lugares donde has tocado, festivales a los que has ido, premios, colaboraciones con otros artistas, críticas, artículos de prensa, entrevistas, opiniones, etc. En definitiva, cualquier hito relevante para tu carrera como artista, que te haga destacar entre todos los que compiten por la misma atención que tú.


4. Información extra.

Aquí puedes hablar de todo lo que no has hablado antes: curiosidades, artistas similares y conciertos o salas donde hayas tocado. Puedes hacer referencia también a próximos conciertos y si has colgado algunos sold out, cítalos. También puedes mencionar por encima cuáles han sido tus influencias musicales o en qué géneros te sientes cómodo.


5. Audiencia.

Incluye datos estadísticos y gráficos que hablen de tus ventas, descargas, visualizaciones, seguidores en redes, visitas a tu web, suscriptores en canales, ciudades donde te siguen, datos demográficos, cantidad de conciertos o festivales, asistentes a tus eventos, etc. Los datos están a la orden del día y a disposición de todos. Saca tus insights de plataformas como Youtube, Instagram o Spotify.


No te preocupes si no cuentas con grandes números, eso también ayudará a tus lectores a saber en qué horquilla te mueves y les facilitarás la toma de cualquier decisión. Además, recuerda que todos los grandes artistas han empezado desde cero.


6. Contacto.

Parece algo básico, pero no olvides añadir todos los datos de contacto en tu dossier. No los pongas solo al final o demasiado escondidos. Es fundamental que si alguie quiere ponerse en contacto contigo, pueda hacerlo en la mayor brevedad posible. Añade enlaces a los perfiles de tus redes sociales, links a tus canales de Spotify, Youtube, etc. Además, no pases por alto tu correo electrónico o tu teléfono.


7. Rider técnico, Hospitality y Stage Plot.

Esta sección, en realidad, puedes incluirla solo en caso de ser necesaria o en un proceso ya más avanzado de la contratación.


Un rider técnico es un documento con todas las necesidades técnicas y de producción necesarias para tu actuación en directo.Por ejemplo, si eres músico, incluirás aquí los micrófonos, instrumentos o amplificadores que necesitarás para desarrollar tu trabajo artístico.


En cuanto al rider de hospitality, incluirás todo aquello que necesites para desplazarte hasta el lugar del concierto, así como una vez allí y durante ña actuación. Por ejemplo, hotel, transporte, toallas, agua y bebidas en general, comida, personas que viajan contigo, etc.


El Stage Plot es un plano del escenario con todos los instrumentos y su disposición. En él explicas cómo quieres que esté organizado el escenario el día de la actuación.



¡Y hasta aquí el artículo de hoy! Esperamos que esta información te haya aclarado todas tus dudas acerca de cómo hacer un dossier artístico y te pongas manos a la obra si todavía no tienes uno. Y ya sabéis que, si necesitáis más información sobre cómo hacer vuestro dossier de prensa o sobre cualquier tema relacionado con la industria musical ¡estamos para escucharos!


Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de @larrosa.pro o nuestro apartado de contacto en www.larrosa.pro ¡Nos leemos en comentarios!

Entradas relacionadas

Ver todo