top of page
Consulta a Wolfie.gif

Artistas habrían sido eliminados de Spotify por tener pocas reproducciones.

Altafonte habría decidido rescindir de forma unilateral su contrato con algunas bandas y artistas con menos de 1000 escuchas en Spotify. Esta medida ha generado preocupación por parte del sector musical independiente que depende de la plataforma para promocionar y difundir su música. La situación pone de manifiesto algunas tensiones del modelo de streaming que analizaremos junto a posibles soluciones y alternativas.



En los últimos años, el consumo de música ha experimentado una transición significativa hacia las plataformas de streaming. Estas plataformas, como Spotify, Apple Music y Deezer, han revolucionado la forma en que las personas descubren, escuchan y comparten música. En este contexto, la industria musical enfrentan algunos desafíos que deben superarse para garantizar una industria musical más equitativa y sostenible.


Entre todas las plataformas de streaming, Spotify se ha destacado como el líder indiscutible. Con más de 345 millones de usuarios activos mensuales y más de 155 millones de suscriptores premium, Spotify ha logrado dominar el mercado y convertirse en una fuerza impulsora en la industria musical. Su algoritmo de recomendación inteligente y sus listas de reproducción personalizadas han ayudado a los oyentes a descubrir nueva música y han brindado a los artistas una plataforma para llegar a audiencias más amplias.


Por su parte, Altafonte es una plataforma de distribución digital y física de música que también se encarga de tareas de marketing, promoción y gestión de derechos. La compañía nació en 2011 y desarrolló un software propio para distribuir automáticamente canciones en plataformas como Spotify, iTunes, Youtube, Deezer, Pandora o Amazon.


La decisión de Altafonte.


Recientemente, Altafonte habría tomado la decisión de eliminar del catálogo de Spotify a algunos artistas y bandas que no han alcanzado las 1000 reproducciones en la plataforma. Esta decisión ha generado preocupación y descontento en la comunidad musical. Para muchos artistas emergentes, Spotify es una herramienta vital para promocionar y difundir su música, ya que les permite llegar a audiencias globales y aumentar su visibilidad. Ser eliminados de la plataforma puede significar una pérdida significativa de exposición y oportunidades para estos artistas.


Sin advertencias ni avisos anteriores, la compañía habría decidido romper sus contratos con decenas de bandas a través de un mail genérico. Así fue como el artista Guille Jové, compartió el e-mail enviado por Altafonte en su cuenta de Twitter, donde lo notificaban de la terminación de la distribución. Se trata de una serie de cancelaciones de contratos que la empresa justifica por la subida de los costes y la inflación pero que pone de manifiesto las tensiones existentes en el modelo de streaming. Hasta ahora la distribuidora no se ha manifestado en sus redes sociales al respecto.


Lo cierto es que las reproducciones en plataformas como Spotify se han convertido en una métrica clave para medir el éxito y el impacto de una canción o un artista. Las escuchas no sólo generan regalías para los artistas, sino que también influyen en la posición de una canción en las listas de reproducción y en el algoritmo de recomendación de Spotify. Por lo tanto, la eliminación de bandas con menos de 1000 reproducciones puede tener un impacto significativo en su capacidad para llegar a nuevas audiencias y obtener reconocimiento en la industria.


La democratización en la música y la lucha por la distribución equitativa.


Una de las promesas del streaming era la democratización de la música, brindando a artistas independientes la oportunidad de llegar a audiencias globales sin la necesidad de un respaldo discográfico tradicional. Sin embargo, a medida que la industria se ha vuelto más saturada y competitiva, los artistas independientes se enfrentan a desafíos significativos para destacar entre la multitud y obtener el reconocimiento que merecen.


En un mar de millones de canciones disponibles en las plataformas de streaming, destacar y obtener visibilidad se ha convertido en una tarea cada vez más difícil para los artistas independientes. A menudo se enfrentan a la falta de recursos y apoyo de la industria, lo que dificulta su capacidad para promocionar su música y llegar a audiencias más amplias.


Otro desafío importante que enfrentan los artistas independientes en la era del streaming es la distribución desigual de regalías. Aunque las plataformas de streaming generan ingresos significativos a través de suscripciones y publicidad, la mayor parte de estos ingresos tienden a beneficiar a los artistas y bandas más populares. Los artistas independientes a menudo reciben regalías mínimas, lo que dificulta su capacidad para ganarse la vida con su música y continuar creando.


Buscando soluciones: hacia una industria musical más equitativa y sostenible.


1- Diversificación de las fuentes de ingresos.


Ante estos desafíos, muchos artistas independientes están buscando formas de diversificar sus fuentes de ingresos más allá de las plataformas de streaming. Esto puede incluir la venta de productos y mercancía, la realización de conciertos en vivo, la licencia de su música para películas y programas de televisión, entre otras oportunidades. Diversificar las fuentes de ingresos puede brindar a los artistas independientes una mayor estabilidad financiera y permitirles continuar creando música de calidad.


2- Mayor transparencia y equidad en las regalías.


Una de las soluciones clave para garantizar una industria musical más equitativa y sostenible es lograr una mayor transparencia y equidad en la distribución de regalías. Las plataformas de streaming deben comprometerse a proporcionar información clara y detallada sobre cómo se calculan y distribuyen las regalías, para que los artistas puedan comprender mejor cómo se les compensa por su trabajo. Además, se deben explorar modelos alternativos de regalías que prioricen la compensación justa para todos los artistas, independientemente de su popularidad o reproducciones. Por ejemplo, un artista puede vender un porcentaje de cualquier flujo de regalías de una canción a sus fans a través de plataformas como SongShares.


3- Mayor apoyo y promoción de los artistas independientes.


La industria musical y las plataformas de streaming también deben hacer un esfuerzo concertado para brindar un mayor apoyo y promoción a los artistas independientes. Esto puede incluir la creación de listas de reproducción destacadas específicas para artistas emergentes, la colaboración con sellos y distribuidoras independientes, y la implementación de estrategias de marketing dirigidas a promover la diversidad y la inclusión en la música. Al proporcionar a los artistas independientes las herramientas y los recursos necesarios, se les dará la oportunidad de crecer y prosperar en la industria.


4- Educación y profesionalización del sector musical.


Además, es fundamental brindar educación y empoderamiento a los artistas independientes para que puedan navegar el complejo mundo del streaming y la industria musical en general. Esto puede incluir la capacitación en marketing y promoción, la comprensión de los aspectos legales y contractuales de la música, y la enseñanza de habilidades empresariales básicas. Al dotar a los artistas independientes de conocimientos y habilidades, se les permite tomar decisiones informadas y aprovechar al máximo las oportunidades disponibles. En ese sentido, puedes dar un primer paso al consultar los módulos de Wolfie, el asesor IA para la industria musical que brinda asesoría en áreas clave como negocios, legales, promoción de artistas, inversión en activos musicales, marketing musical, composición y armonía.




תגובות


Consulta a Wolfie.gif
bottom of page