top of page
Consulta a Wolfie.gif

Andreessen Horowitz y su visión optimista sobre la inteligencia artificial para este 2024.

La inteligencia artificial (IA) es uno de los temas más candentes en la industria musical y tecnológica en la actualidad. Su potencial para revolucionar la forma en que se crea, distribuye y consume música ha generado un intenso debate sobre los derechos de autor y el uso de material protegido por ellos para entrenar algoritmos de IA. En medio de este debate, la firma de capital de riesgo Andreessen Horowitz ha presentado su visión optimista sobre la IA y su impacto en la industria musical y más allá. Te la resumimos en el artículo de hoy.





En su presentación ante la Oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos (USCO, por sus siglas en inglés), Andreessen Horowitz argumenta que el entrenamiento de IA en material protegido por derechos de autor no constituye una infracción y debería considerarse uso legítimo. Esta postura desafía directamente a la industria musical, que ha argumentado que el uso no autorizado de música con derechos de autor para entrenar algoritmos de IA excede los límites del uso justo.


Universal Music Group (UMG) y la Asociación Nacional de Editores de Música (NMPA) han presentado argumentos en contra del uso de material protegido por derechos de autor para el entrenamiento de IA, afirmando que constituye una apropiación masiva de obras con derechos de autor con fines comerciales. Sin embargo, Andreessen Horowitz sostiene que los modelos de IA no son almacenes vastos de material protegido por derechos de autor y que cualquier sugerencia en ese sentido es una clara falta de comprensión de la tecnología.


Según la presentación de Andreessen Horowitz, la mayoría de las veces, los resultados generados por los servicios de IA no son "sustancialmente similares" en el sentido de derechos de autor a ninguna obra en particular utilizada para entrenar al modelo. Aunque existen casos en los que los productos impulsados por IA pueden replicar el material original, la firma de capital de riesgo argumenta que esto no constituye una violación de derechos de autor.


La presentación sostiene que los modelos de IA se entrenan en obras con derechos de autor con el propósito de extraer información estadística y patrones, no para almacenar contenido protegido por derechos de autor. Según Andreessen Horowitz, el entrenamiento de IA en obras con derechos de autor no tiene como objetivo almacenar el contenido protegido por derechos de autor, sino utilizar datos de entrenamiento para extraer información no protegible por derechos de autor.


La postura de Andreessen Horowitz no solo desafía a la industria musical, sino que también plantea preocupaciones sobre el futuro de la IA en Estados Unidos. La firma de capital de riesgo argumenta que imponer responsabilidad por derechos de autor en el entrenamiento de IA podría favorecer injustamente a las grandes empresas tecnológicas en detrimento de las startups más ágiles.


Según la presentación, la única forma práctica de entrenar modelos de IA es utilizando una cantidad masiva de contenido, gran parte del cual estará sujeto a derechos de autor. Imponer responsabilidad por derechos de autor en el entrenamiento de IA podría obstaculizar su desarrollo y beneficiar a las grandes empresas tecnológicas que tienen los recursos necesarios para mantener los modelos de IA cerrados a la competencia.


Además, Andreessen Horowitz advierte que limitar el desarrollo de la IA podría poner en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos. La firma argumenta que China está desarrollando activamente la IA con fines de control autoritario y que Estados Unidos debe asegurar su liderazgo en este campo para salvaguardar su seguridad nacional.


La postura de Andreessen Horowitz sobre la IA refleja su visión optimista de la tecnología en general. La firma cree que la IA es la tecnología más importante que la civilización ha creado, equiparable en importancia a la electricidad y los microchips. Según Andreessen Horowitz, la IA aumentará la productividad en toda la economía, impulsará el crecimiento económico, la creación de nuevas industrias y empleos, y permitirá alcanzar nuevas alturas de prosperidad material.


La firma sostiene que la IA no reemplazará la inteligencia humana, sino que la potenciará. Andreessen Horowitz argumenta que la IA tiene el potencial de hacer que todos sean más inteligentes y capaces. Además, la firma cree que la tecnología puede resolver cualquier problema material, ya sea creado por la naturaleza o por la tecnología misma.


La postura de Andreessen Horowitz refleja su creencia en el poder de la tecnología para resolver problemas y mejorar la vida de las personas. A medida que avanza el debate sobre la IA y los derechos de autor, será interesante ver cómo se desarrollan las políticas y regulaciones en torno al uso de material protegido por derechos de autor para entrenar algoritmos de IA.


Fuente: Music Business Worldwide.


Comments


Consulta a Wolfie.gif
bottom of page