top of page
Consulta a Wolfie.gif

5 claves para entender qué buscan los inversores en un catálogo musical.

La compra y venta de regalías es una estrategia cada vez más popular entre artistas y compositores. Sin embargo, la clave para obtener el mejor acuerdo radica en comprender cuál es la perspectiva de los inversores. Algunos de ellos, son ajenos al negocio de la música y evalúan los catálogos de una manera muy diferente a las disqueras y editoras tradicionales. En este artículo, examinaremos los factores que influyen en la adquisición de un catálogo musical.



Entender aquellos aspectos que resultan relevantes para los inversores, como aquellos que no lo son, será fundamental para que los titulares de derechos puedan presentar sus activos de la manera más atractiva y obtener así el máximo valor en el mercado. Aquí, te presentamos 5 elementos:


1- El valor de la longevidad.


Para los inversores, la estabilidad y la previsibilidad son cualidades fundamentales cuando se trata de adquirir derechos sobre regalías musicales. Por ello, uno de los principales factores que analizan es la antigüedad de los temas que componen un catálogo.


De este modo, los catálogos con una edad promedio superior a los 5 años atraen múltiplos de cierre aproximadamente un 20% más altos que la mediana. Esta tendencia demuestra que los inversores valoran la trayectoria y la capacidad comprobada de generar ingresos de manera constante a lo largo del tiempo.


2- La fuente de las regalías: La importancia del streaming.


Junto a la longevidad, la procedencia de las regalías es otro aspecto crucial en la evaluación de los inversores. En este sentido, los ingresos provenientes del streaming se consideran más sostenibles que aquellos derivados de la radiodifusión o las ventas digitales/físicas.


En el caso de los catálogos que se venden a múltiplos de 10 o más, el streaming representa, en promedio, el 62% de los ingresos, con una mediana del 64%. Por el contrario, aquellos que se venden a menos de 10 veces, el streaming genera solo el 44% de los ingresos, con una mediana del 42%. Estos datos demuestran que los inversores otorgan un mayor valor a los catálogos con una sólida presencia en las plataformas de streaming.


3- El prestigio del artista.


Otro factor que influye significativamente en el precio que los inversores están dispuestos a pagar es el nivel de familiaridad que tienen con el artista o el catálogo. De hecho, los catálogos donde los inversores pueden revisar los detalles de las canciones y los artistas suelen cerrar a múltiplos un 20% más altos que aquellos en los que se hacen "ofertas a ciegas" basadas únicamente en criterios financieros.


Incluso, se ha observado que los catálogos de artistas de renombre cierran a múltiplos mucho más altos, lo que sugiere que los inversores están dispuestos a pagar más por el prestigio y la seguridad que representa adquirir los derechos de un artista "superstar".


4- Géneros Musicales: Una cuestión de menor importancia.


Contrariamente a lo que se podría pensar, los inversores no muestran una preferencia clara por determinados géneros musicales. De hecho, un mismo inversor puede adquirir catálogos de una amplia variedad de estilos, desde hip-hop hasta country, pasando por R&B, rock y electrónica.


Siempre y cuando el catálogo tenga cierta madurez y siga generando actividad de streaming, los inversores parecen estar dispuestos a adquirir las regalías, sin importar el género predominante.


5- Diversificación: La clave para reducir el riesgo.


Más allá de los criterios específicos que los inversores utilizan para evaluar los catálogos musicales, es importante comprender la lógica que subyace a su interés en este tipo de activos. A diferencia de las empresas discográficas o editoriales, la mayoría de los inversores no buscan construir un repertorio de derechos musicales, sino más bien diversificar sus carteras y generar un flujo de ingresos estable a largo plazo.


Las regalías musicales se consideran una inversión "no correlacionada" con el mercado de valores, lo que significa que una caída en el mercado bursátil no necesariamente afectará el rendimiento de las regalías. Esta característica las convierte en un activo atractivo para los inversores que buscan reducir el riesgo de sus carteras.


Cómo los artistas pueden aprovechar esta oportunidad.


Esta dinámica entre los objetivos de los inversores y las necesidades de los artistas y titulares de derechos crea una situación de beneficio mutuo. Mientras que los inversores buscan diversificar sus carteras y obtener un flujo de ingresos constante, los artistas pueden utilizar la venta de regalías para reducir su exposición al riesgo y liberar capital que pueden reinvertir en el desarrollo de sus carreras o en la adquisición de otros activos.


Al comprender la lógica que impulsa a los inversores, los titulares de derechos pueden presentar sus catálogos de la manera más atractiva posible y, así, obtener mejores ofertas y condiciones en el mercado. Esta colaboración entre artistas e inversores representa una oportunidad única para que ambas partes puedan beneficiarse de la creciente demanda por activos musicales.

Commenti


Consulta a Wolfie.gif
bottom of page